Mejor vista en Mozilla Firefox.

Capitulo 24: Problemas en el paraiso

(teneis las canciones mencionadas en el capítulo al final)



Había decidido estrenar los regalos de mi cumpleaños, así que mi querido collar con el escudo acabo en mi bolso (no hay manera de que me deshaga de el voluntariamente ^^). Una vez estuve lista, maquillada y comprobé por cuarta vez que todo estaba en orden salí de "mi habitación" cuando oí una voz diciendo...cosas que no debería decir una señorita decente. Abrí la puerta de la que salían todas las maldiciones hacia los zapatos.
-Que Jane, ¿problemas con los zapatos?
-en realidad... No solo con los zapatos.-dijo señalando toda la ropa revuelta encima de la cama- el zapato se me enredo en el vestido.
-déjame ayudarte, en media hora es imposible que arregles todo esto sola.
-gracias.
-Y... ¿qué te vas a poner?
-no sé, elije por mí.
¿Me estaba pidiendo que eligiese por ella? Esta es mi oportunidad de hacerla destacar.
-déjame ver que tienes por aquí...
La montaña de ropa acabo como si un torbellino hubiera pasado cuando la revolví toda en busca de algo apropiado. Si quería que acabasen juntos, necesitaba algo que la hiciese ver sexy. Dicen que lo importante es el interior pero... el exterior ayuda bastante. Para hacer que ligue y que no se dé cuenta lo tenía bastante fácil. Lo primero es hacerse la difícil y... Jane es difícil de por sí. Ser interesante... En eso no puedo hacer nada, pero con lo poco que expresa es prácticamente imposible saber cómo se siente. Y si a eso le sumas que yo el pongo guapa quiere decir: ligue asegurado. Necesitaría que ella se fijase en el, pero eso era seguro que lo iba a hacer. Después de revisar toda la montaña y casi desistir en la búsqueda, encontré lo que quería, un vestido de leopardo, corto y de manga casi-larga.
-¿Que tal este?
-Vale-dijo sin mirar.
-ve al baño, te lo pones y yo te busco complementos, ¿ok?
-si
Jane entro al baño y yo hice lo que había dicho que haría, buscar complementos. Encontré un collar y una pulsera que le quedarían bien al vestido, y en los pies unas romanas (sandalias) de tacón negras. Al rato volvió a entrar Jane ya vestida.
-¿qué tal estoy?
-¡genial!, solo te falta esto.-alargue las manos para darle lo que había seleccionado de entre todas las cosas y ella las cogió.
-no es demasiado...
-que va, es perfecto para la ocasión. ¿Cuántas veces te lo has puesto?
-esta es la primera vez.
-guay, las dos de estreno.
-¿Cuando vendrán?
-pues dijo que sobre las ocho, pero eso puede variar mucho, en tu mejor amiga "sobre" quiere decir: una hora después y en un chico... Depende del grado de desesperación de ver a la chica, hasta se han dado casos en los que ellos han sido puntuales. ¿te lo puedes creer?- dije la última frase a lo pijo.
-hay no-contesto ella en el mismo tono-nunca cambiaras.
-nop-le saque la lengua.
-mejor vamos a esperar abajo-dejo Jane sonriendo.
-a por cierto...
-eso no suena bien, ¿qué ha pasado?
-pues... Tendrás que volver a hacer la maleta porque te la he desecho toda-dije muy rápido con intención de que no se diese cuenta.
-¿Que has hecho que? Melanie López Mérimée, más te vale que...-grito antes de que la interrumpiese.
-será mejor que bajemos-dije inocentemente y la empuje escaleras abajo.
-Hola chicas-dijo Félix.
-Wow-dijo mi chico.
-Mas vale que ese wow vaya para mí, no me gustaría tener una representación de una escena en la que el novio se va con la mejor amiga.
-que celosa es tu novia.-dijo Demetri.
-así es mi chica, no la culpo, no es raro que quiera toda mi belleza solo para ella.
-hey, no seas tan vanidoso.-literalmente salte a sus brazos y me senté sobre su regazo y el puso una mano sobre mi pierna. Le di un beso en los labios.
-oye si vais a daros el lote hacedlo en la habitación.
-cuando llegue lo estaban haciendo, y también otras cosas...
-Jane-refunfuñe-agradecería que no fueses hablando de mi vida sexual por todas partes.
-entonces hubo algo.
-no...-dije apenada-pero no es algo que os deba importar.-añadí.
-nos importa mucho vuestra vida sexual.
-podríais parar ya.-dijo mi novio.
-sí, pero no sería divertido.
-ya, dejemos de hablar de sexo.
-pero alguien os tiene que dar "la charla" y no están vuestros padres para hacerlo, así que lo haremos nosotros. Alec, por que no empiezas tú.
-yo paso, ¿veis que me haya metido en vuestra conversación?
-vale, Demetri, ¿quieres hacer tu los honores?
-o si, claro que si-es imposible estar más avergonzada que yo en estos momentos, incluso supera aquella vez en la que en mitad de la clase tuve que explicar porque me había peleado con una amiga mía, y la razón fue porque se había comido mi chocolate. No me toméis a mal, el chocolate hace que pierda los estribos y acabe empujando a chicas a la fuente, y además era pequeñita.
-pues cuando un chico y una chica se gustan, llega un momento en el que deciden hacer más cosas que besarse...
-por favor, os suplico que paréis.
-lo sentimos Mel, pero es algo que debéis saber.
-ya lo sabemos.-dijo mi chico-a diferencia del siglo diecinueve, ahora se estudia en el colegio.-esto los dejo sin palabras.
-buen comentario, es difícil dejar a esos dos sin palabras.-le susurre en el oído.
-bueno, como iba, entonces los dos deciden irse a la cama.
-pero no tiene por qué ser precisamente en la cama, hay gente que lo prefiere en la bañera, o en el suelo...
-y tu donde lo prefieres Félix-dije con la mejor inocencia fingida que pude. Por lo menos si iba a sufrir un ataque de vergüenza/invasión completa de la intimidad, haría que fuese mutuo.
-A mí me gusta en la bañera, con un montón de velas, y con una chica bien calentorra, a ser posible que todavía use corsé, ya tengo practica desabrochándolos y es un talento que se esta desaprovechando.-mi plan no salió como esperaba, ¿es que a nadie por aquí le afecta lo más mínimo hablar de sexo, una cosa es que no sea un tema tabú pero esto… es demasiado-¿te da alguna idea?
-Eso (palabra enfatizada), ha sido el peor coqueteo que he visto en mi vida-dijo Jane, que se había apoyado en la barandilla y cruzado de brazos.
-estas intentando algo con mi chica, porque como sea así...
-tranquilo hombre, es solo tuya y de nadie más.
-oye no me tratéis como un objeto.
-ups, lo siento, costumbres del siglo diecinueve.
-pffff-refunfuñe.
El timbre sonó, por fin me libro ya de "la charla”
-ya abro yo-fui directamente a la puerta.
-no creas que te libraras tan fácilmente de este tema.
-yo creo que si.-dije y abrí la puerta de par en par.
-Hola-Adriana entro a casa y me dio un abrazo como si fuésemos intimas amigas que medio correspondí, y solo por no quedar mal.
-Hey-dijo Devon disimuladamente asomándose por la puerta y levantando la mano a modo de saludo.
-he-dijo Mike. ¿Por qué los chicos no son capaces de decir cosas como “Hola" para saludar? Es una cosa que nunca entenderé.
-deberíamos irnos ya, son las ocho.
-¿pilla muy lejos el sitio?-pregunto Mike.
-espero que no, cuanto más tiempo estoy caminando, más posibilidades hay de pierda algo por el camino.-No sé como lo hacía, pero siempre acababa algo mío en el suelo.
-pues a decir verdad, está casi al lado de la playa, a las doce hacen una fiesta nocturna en la playa, igual os apetece ir. Mientras no...
-si te refieres a alimentarnos, lo hemos hecho hace un par de horas, supusimos que habría humanos de por cerca y nos fuimos a una prisión cercana a aquí.
-y limpiamos los restos-dije nerviosa.-por si preguntabais-acabe en casi un tono inaudible.
-vale, no problem, vayámonos ya.
Todos salimos por la puerta, que se cerró a la salida del último.
-¿así que os relacionáis con humanos?-pregunte
-sip
-¿y cómo es?-hacia mucho que no estaba con humanos (que no sea para interrogar) desde... La fiesta, unos minutos antes de conocer a Alec. Devon y Adriana nos contaban como es estar con humanos constantemente, y de vez en cuando Jane hacia un comentario sarcástico o yo preguntaba alguna estupidez.
-y cambiando de tema... ¿Habrá alcohol?
-Mel, no deberías beber a tu edad, te falta un año para ser mayor de edad.
-no digo que vaya a beber, además, nunca he pillado una buena cogorza.
-¿has tomado alcohol alguna vez?
-recuerdas el día en el que te colaste por la ventana-Alec asintió-ese día volvía de una fiesta con alcohol, y no me paso nada, sigo viva... Más o menos.
-ya hemos llegado.
El edificio era bajo, dos plantas para ser exactos. Tenía aspecto moderno y se oía el mar de fondo, hasta se veía un poco por detrás del edificio. En la puerta había una cinta roja de terciopelo y un guardia fornido, prohibiendo el paso y una pequeña cola de tres personas. Nos pusimos en la fila que se disolvió como en... Cinco minutos.
-Ah, los jóvenes Dómine, hacia cuanto que no se les veía por aquí.
-no hemos podido venir tanto como nos gustaría.
-pasen los dos.
-la verdad es que ellos vienen con nosotros.-Demetri se había ido a hacer no sé qué, y quedamos a las doce en la playa.
-normalmente no haría una vista tan gorda pero... Qué más da, ustedes son casi VIP aquí.
-gracias Jack.
Pasamos todos silenciosamente mientras Jack volvía a poner la cuerda de terciopelo y mirada de guardaespaldas impasible. Una vez entramos me quede estupefacta. El sito era enorme, todo iluminado con tenues luces de colores, un gran escenario a la derecha con un micrófono en medio, del cual la gente subía y bajaba a cada rato y en la izquierda una barra de bar y un montón de mesas. Nos sentamos en una de las mesas redondas, quedando yo al lado de Alec y Mike, Alec al lado de Jane, está al lado de Devon, que estaba al lado de Adriana, al lado de Félix que estaba al lado de Mike.
-Así que esto es privado.
-reservado para la elite.
-no te veía a ti como un niño pijo mimado, veo que me equivocaba.
-en realidad el sitio es el favorito de Adriana.-eso me lo creía y mucho, si me hubiese dicho que en realidad es la princesa secreta de Inglaterra también me lo hubiese creído.
-Aquí se pasa muy bien.
-ya, me lo imagino.
En esto llego una camarera, vestida en tonos azules oscuros y blancos, con una falda por la rodilla y un delantal por encima.
-¿quieren algo?
-un Manhattan. -¿me pregunto si el alcohol tiene sabor? Bue, solo se puede saber si se prueba.
-yo quiero un Martini.
-Mel!!
-tu puedes pedir otro si quieres.
-yo paso de pedir algo-dijo Jane entre dientes.
-yo tampoco.-dijo Alec.
-Mike, ¿tu quieres algo?
-una margarita. (No sé si es un o una)
-y usted señorita, ¿va a tomar algo?-dijo la camarera dirigiéndose a Adriana.
-un Bloddy Mary
-así que un Manhattan, un Martini, Margarita y Bloddy Mary ¿no?-dijo repasando la lista.
-Si
-¿algo más?
-no, nada de momento.
-se lo traigo en un momento.-la camarera se fue hacia la barra del bar.
-un Bloddy Mary?
-yo no elegí el nombre, además, no tiene sangre.
-sino habría preguntado: ¿"A+ o B-?"
-¿no hay 0+?
-Mel, ¿por qué quieres 0+?
-Es la más dulce de todas y además es mi favorita, nunca entenderé la preferencia de los mellizos hacia la AB.
La camarera llego con lo que habíamos pedido y luego se fue.
-¿que tal si subimos a cantar algo cariño? Hace mucho que no hacemos algo romántico.
-será porque no estamos saliendo.
-¿estas rompiendo conmigo?
-no estábamos saliendo pero sí, estamos rompiendo.- ¿por qué me da la impresión de que los siguientes minutos serán como una telenovela?
-Es por esa perra rubia, ¿verdad?- se levanto de la silla con el vestido azul con tela de un probablemente tacto suave ligeramente arrugado. Señalo a Jane, y esta le mando una mirada asesina que menos mal que no matan, aunque la de Jane es propensa a causar dolor...
-para empezar ella no es una perra y si es o no por su culpa no habría interferido en nuestra relación, esto es algo que debería haber hecho hace mucho tiempo.-Ahora Devon estaba también medio gritando y llamando la atención de los que teníamos al rededor.
-puedo cambiar...
-no, no puedes, si no lo has hecho ya, como dijiste la ultima vez, nunca lo harás.
-Sabes que, vale, lo acepto, nuestra relación se ha ido a la mierda, pero no es solo por mi culpa, si tu dejases de mirar a cada cosa con faldas que se te pasa por delante...
-¡¿Me acusas de infiel?!
-eso mismo.
-nunca he mirado hasta ahora a nadie que no seas tú, siempre he estado para ti, tú eras la que ligaba con todos los que de cruzaba.
-Esto se ha acabado ya ¿no? Pues voy a aprovechar mi tiempo y dejar de desperdiciarlo con alguien como tú. Adiós Devon Domine. Y tu rubita, no esperes salir intacta.
-Supongo que ahora estoy soltero-jane sonrió involuntariamente.
Adriana se fue hacia el escenario, la espalda por detrás era con algo parecido a cortes, y dejaba que se viera. Busco una canción y empezó a cantar.

Me dijo adiós
y después se fue,
y aquí estoy yo,
es tan simple
ya no hay mas, entiéndelo
que frio entre tú y yo.
Me dijo adiós
sin mirarme
no me importo
no hay nada que no salte
ya no hay mas, ya no hay porque
dar la vida por él.
Si volviera me iré si vuelve
quizá no quiera volverle a ver

Si te pierdo que mas da
tu nunca me has querido y me da igual
para ti solo he sido un juego
una historia más
Si te pierdo que mas da
(que mas da me da igual)

Me dijo adiós
sin preguntarme,
no me dolió
no quise derrumbarme,
si solo fui otra mujer
lo siento solo por él
Y si volviera me iré si vuelve
no hay vuelta atrás
ya no lo hare

Si te pierdo que mas da
tu nunca me has querido
y me da igual
para ti solo he sido un juego
una historia mas
Si te pierdo que mas da
aun me queda vida
y quiero más
lo que importa es vivir sin miedo
que aun hay tiempo y yo
ahora quiero
mas si tú no estás
que mas da

Me dijo adiós
y después se fue
Si te pierdo que mas da
tu nunca me has querido y me da igual
para ti solo he sido un juego
Una historia más
Si te pierdo que mas da
aun me queda vida
y quiero más
lo que importa es vivir sin miedo
que aun hay tiempo y yo
ahora quiero
mas si tú no estás
que mas da

Me dijo adiós
y después se fue.

Si te pierdo que mas da
tu nunca me has querido y me da igual
para ti solo he sido un juego
una historia más
Si te pierdo que mas da
aun me queda vida
y quiero más
lo que importa es vivir sin miedo
que aun hay tiempo y yo
ahora quiero más.




Esta canción se la quiero dedicar a esa persona que



me mintió
él me dijo que me amaba
y no era verdad,
el me mintió
no me amaba
nunca me amó
él dejó que lo adorara
el me mintió
él me mintió
era un juego y nada mas
era sólo un juego cruel de su vanidad
él me mintió.




Que sepa que voy a ser mucha más feliz sin él, y que no sabe lo que está perdiendo. Ella se bajo, pero cuando estaba por el ultimo escalón un sonido similar a cristal rompiéndose
-ahhh-al voltear para ver a Jane vi que estaba toda remojada con un Manhattan.
-¿qué ha pasado?-pregunto incrédula.
-Adriana tiene el don de hacer explotar líquidos.
-Sera mejor que vallamos al baño. Os dejamos solos, cantad algo si queréis.
Entramos en el baño justo detrás de Adriana. Jane se estaba arreglando como podía el vestido y yo la ayudaba. Adriana se lavaba las manos cuando "accidentalmente" y "sin mi ayuda" el agua del grifo se descontrolo y la dejo toda remojada.
-creo que deberían arreglar estos grifos-dijo maliciosamente Jane.
-estoy harta de ti, rubita.
-yo no he tenido nada que ver con tu ex.
-¿a no? ¿Y entonces porque te mira de esa manera? Puede que a él le engañes, pedazo de zorra, pero yo se lo suficiente de ti como para saber que es mentira, rubita.
-punto uno, tu no me conoces, ni me conocerás, punto dos, si vas a llamar a alguien zorra asegúrate de que lo sea más que tu, cosa que la verdad resulta bastante difícil y tercero, por lo menos yo soy rubia natural.
Adriana salto sobre Jane ferozmente y esta se aparto y le dio en la espalda, haciendo a Adriana caer sonoramente sobre el suelo.
-¡¡ya basta!!-grite-si se van a matar, no lo hagan aquí. Así que tú- señale a Adriana-mantente alejada de Jane y mi familia y tu-ahora señalaba a Jane-compórtate y ni te le acerques.
-¿ahora vas de pacifista o algo así?-dijo agriamente Adriana.
-Yo que tu cerraría el pico si no quieres que te decapite yo misma.-me sorprendió lo asesina que sonó mi voz.-Vámonos Jane.
Las dos salimos del baño y nos volvimos a sentar en nuestro sitio. Mire al baño y vi a Adriana dirigirse hacia dos tipos, y luego se fueron a la sala de "prohibido el paso"
-¿Que va ha hacer?
-vete a saber, comérselos, tener una noche de pasión entre las sabanas, torturarlos...Quién sabe.
-cuando aprenderá que con la comida no se juega.
-como sea, yo me quede sin bebida.
-bébete la de tu Ex.
-parecía maja.-dije y me bebí mi todo el vaso que tenía delante de un trago, el alcohol seguía teniendo sabor, menos que antes, pero tenía sabor.
-¿maja? Eso es que no la has visto enfadada.
-¿qué hace enfadada?-pregunte, no estaba muy segura de querer saber la respuesta.
-la última vez que se enfado se paso una semana torturando a un tío en el sótano.
-No parece de las que va por ahí torturando a la gente.
-Jane tampoco y se entretiene viendo sufrir a la gente.
-no es verdad, es solo daño mental, no físico.
-pero la chica tiene buenas piernas.
-¡¡Félix!!
-¿qué? Solo digo lo que todos pensamos, lo que pasa es que algunos tienen novia y no pueden decirlo, pero los demás estamos solteros.
-no pedo creer que sean tan machistas.
-¡¡pero si es verdad!!
-si claro...ya son casi las doce, creo que deberías cantar una vosotros dos, los dos habéis tenido una mala noche así que ala.
-yo paso.
-yo también.
-no os he dado opción.
Levante a Devon y Jane de la silla y los arrastre al escenario, no opusieron mucha resistencia. Les elegí una canción al azar y me volvía mi sitio. Empezó a sonar la canción.
-esos dos acabaran juntos.-asegure.

Nunca pensé que llegaría,
nunca creí en ese momento,
te cambia la vida
sin que tengas nada para seguirla,
te cambia y no piensas
en lo que te olvidas...

...y te despiertas un buen día,
lo ves todo al revés.
Miras atrás, ves tu camino,
el que hicieras tus pies,
y mandas besos para todos
los que volverás a ver,
tantos recuerdos enlatados
en fotos de carnet,

en lagrimas de ayer,
en todos los momentos
que a tu lado yo esperé...

Que cuando me vaya
no caiga una lagrima por mí,
que solo quede la amistad,
tantos sueños que recordar...
Que cuando me vaya
y coja ese tren una vez mas
y ya no entre por mi ventana
ese dulce olor a sal...

Que cuando me vaya de aquí,
de mi tierra, de mi gente,
de mi tierra la que me vio nacer
la que me vio crecer
la que me vio ganar
y me enseño a perder...

Que cuando me vaya
no caiga una lagrima por mí,
que solo quede la amistad,
tantos sueños que recordar...
Que cuando me vaya
y coja ese tren una vez mas
y ya no entre por mi ventana
ese dulce olor a sal...

Que cuando me vaya
no caiga una lagrima por mí,
que solo quede la amistad,
tantos sueños que recordar...

Cuando acabaron me puse a aplaudir fervientemente.
-¡¡¡¡¡beso, beso, beso, beso!!!!!-grite y luego prácticamente todo el local se unió. Entonces se besaron, en mitad del escenario, en los labios y con lengua.
-¿¿nosotros nos vemos así de apasionados cuando nos besamos??-pregunte.
-no sé.
-creedme, lo hacéis, provocáis envidia a todos los solteros que haya
cerca.
-Félix, tu opinión no me sirve
-la verdad es que tiene razón.
-Alec nunca se equivoca.
-pues me da igual.
Devon y Jane llegaron y se sentaron otra vez.
-bueno que, ¿cuándo nos vamos?-dijeron alegre y despreocupadamente.-Demetri nos estará esperando.-añadió Jane.

Image and video hosting by TinyPic



Los vestidos que llevaban Jane y Adriana, en realidad el de Adriana me lo imaginaba de un color mas clarito como de este azul.





MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com





Espero que os guste el capitulo, me llego la inspiración y...salió. Gracias por los premios y siento no ponerlos, no es que sea una desgradiceda es solo que soy una vaga con poco tiempo libre :D



Image and video hosting by TinyPic

3 pensamientos:

chulita dijo...

wow me encanto el capitulo, que fino es Felix, con que le gusta hacerlo en la bañera jajajajajajaja, no pude aguantarme la risa :D

Anna dijo...

Si es que... ultimamente ando un poco malpensada y...llega a todas partes mi "inocencia" jajaja

//Anto!!// dijo...

Holaa
Q copada la historia, me gusta mucho

Te siggoo!

¿Me dejas un comentario? Solo son unos minutos con los que colaboras para conseguir una sonrisa: la de una autora inexperta. Mil gracias a aquellas (o aquellos, aunque de momento son todos chicas) que me comentan. En serio, sin vosotras esto no seria posible =D