Mejor vista en Mozilla Firefox.

Capitulo 25:mágica noche de verano

(como en el anterior, las canciones están abajo)
Así que salimos de allí y caminamos por el borde de una carretera en estos momentos casi desierta para ir hacia la playa. Se podía oler el salado aroma del mar a kilómetros. Mire la hora en el móvil: las 11:50.
-una pregunta
-¿que quieres hacer Mel?
-¿puedo ir a casa?
-¿no quieres ir de fiesta? Esto no es propio de ti Mel, ¿estás enferma o algo?
-no, no es que quiera quedarme en casa, es que quiero cambiarme, voy vestida para ir por sitios no mojados, o por lo menos no para ir por la arena.
-¿cuánto tardaras?
-poco, lo prometo
-tienes cinco minutos.
-vale, nos vemos aquí en cinco minutos.
Empecé a correr directa a casa. La tercera vez que casi me caigo me quite los zapatos para correr mejor. Entre por la ventana (nota mental: cerrar ventana al salir) y rápidamente me cambie y me puse un bikini azul con estampados negros y por encima un vestido atado en la espalda, y unas sandalias en los pies. Cerré la ventana y me fui donde me había despedido de los chicos. Solo estaba Mike.
-¿donde están todos?
-se han ido a buscar a Demetri
-¿no me han esperado?
-lo habrían hecho pero ha sido como...una reacción en cadena.
-explícame eso.
-Félix se ha ido con Alec, Jane ha seguido a Alec y Devon ha seguido a Jane. Eso me deja aquí solito esperando a mi novia en mitad de la nada.
-no exageres, si se oyen las voces de la gente desde aquí.
-bueno, en mitad de la oscuridad de la noche.
-¿ahora te da miedo la oscuridad?
-si muchoooo, ¿dónde está mi lamparita nocturna?-dijo imitando penosamente a un niño pequeño, adoraba cuando hacia el idiota conmigo.
-vale, vale, deja ya el drama y vallamos con los demás.-le bese en los labios.
Caminamos agarrados de la cintura por la arena hasta que divise a Alec. La playa más que una playa parecía una pista de baile que se deshacía en tus pies. La Luna se reflejaba en el mar y hacia parecer el acantilado mucho más impactante. En la arena había pequeños focos de colores que iluminaban todo. Un "bar" estaba en mitad de la arena y de el salía música bastante movida, de esta que te dan ganas de moverte solo con oírla.
-Alec!!
-Hey, ya estáis aquí.
-si... Y Jane-dije cuando me su cuenta de que no estaba por ninguna parte.
-se ha ido con Devon por ahí.
-Aaaa...claro. Bueno vale. Creo que nosotros dos vamos a imitar su ejemplo.
-nosotros buscaremos algo divertido que hacer.
-nos vemos en casa-me despedí. Nos dimos media vuelta unos fuimos.
-¿que hacemos?
-estas en una fiesta, en la playa, ¿qué tal bailar?
-podríamos ver los chiringuitos de allí.-dije señalando el comienzo de la playa, donde todavía había acera. Unas pequeñas casetas blancas reposaban sobre ella.
-nunca entenderé la pasión de las chicas por la compras.
-Las compras en la playa molan. Además nos sirve de souvenir, y están muy bien de precio y ha de todo y...
-vale, para, no hace falta que me lo expliques, acabare yendo de todas formas.
-Gracias.
Conforme íbamos pasando por delante de los puestos alucinaba más. Hacía mucho que no iba de compras por chiringuitos por la playa, y esto me hacia recordar tanto a las vacaciones con mis padres... Aparte esos pensamientos de mi cabeza y me concentre en el presente. Había de todo, desde collares y pulseras de conchas hasta un extraño masajeador de cabeza.
-podríamos comprar algo.
-Si ves algo que te guste, dilo.
-vale, tu lo mismo
-claro
Me detuve cuando vi una tobillera de cuentas, de el ancho de tres centímetros, en colores negros y azules oscuros, con pequeñas y extrañas flores en violeta.
-quiero eso.
-son tres euros.-dijo el vendedor con acento extranjero, pero no sé de donde era.
-no llevo nada, me he dejado el bolso en casa.
-vale, paso yo. No hacía falta que lo dijeses, iba a ser un regalo de todas formas...
-¡eres el mejor novio del mundo!
-anda no exageres...-le dio el dinero al señor y nos alejamos un poco del puesto.
-¿qué es eso?-pregunto.
-¿qué es qué?
-eso-señalo una tienda abierta todavía.
-¿a qué te refieres? A la farola, al extraño jarrón con pinta de viejo, al..
-me refiero a esa cámara, siempre quise una como esas, siempre fueron muy caras para mí. Un amigo mío tenía una.
-no parece muy cara, no es más que una cámara digital normal.
-yo diría que es una Lumix DMC-TZ8, yo diría que cuesta unos...300 euros perfectamente.
-¿por qué no te la compras si tanto te gusta?
-¿de dónde saco el dinero? ¿Robo un banco?
-¿de los súper fondos inacabables de Aro?
-¿no me digas que tienes acceso?
-si, ¿tú no?
-como inferior que soy, no
-menudo día elijo para no traer dinero... Cuando estemos en casa te comprare una. Así que te gusta la fotografía.-estabamos caminando por una calle cuesta arriba, dirigida hacia lo alto de un acantilado.
-era mi hobbie...mas o menos. ¿Tú no tenias ningún hobbie?
-a mi...eeeemmmm... Me gustaba dibujar.
-tienes que enseñarle algún dibujo tuyo.
-y tu alguna foto... ¿Cómo es que nunca me lo dijiste?
-¿cómo tu no me dijiste que te gustaba dibujar?
-ni preguntaste, ni me acorde.
-lo mismo yo.
-¿y cuando empezaste?
-mi ex novia me regalo una cámara...no debería hablar de mis ex.
-no, está bien, no problema-Mel, es su ex... EX eso quiere decir que ya no son competencia...no tengas celos, no tengas celos.-tarde o temprano tendría que salir el tema-"que tanto tiempo llevo evitando “añadí mentalmente.
-no creo que sea bueno ahora.
-¿por qué no?
-estamos en una fiesta, al lado de la playa, en el extranjero, en una noche de verano perfecta. Probablemente no de volverán a juntar esas cosas en mucho tiempo. Creo que deberíamos dejar el tema de los ex-novi@s para otro rato y disfrutar el momento.
-vale, pero hablaremos de tu ex-novia.
-con una condición.
-¿cuál?
-tu también me hablaras de tu ex novio.
-vale-de repente, empecé a odiar las condiciones.
Llegamos a lo alto del acantilado. Desde aquí se veía todo. Las olas del mar rompiendo contra las rocas y la espuma saliendo, la luz del faro que teníamos en frente, aunque estaba lo suficientemente lejos para que solo se viera una luz que daba vueltas y a ratos parecía desvanecerse. También se veía la gente disfrutando de la noche, bailando o simplemente hablando en la tenue luz de las luces de colores. Se podía escuchar la canción deja vu (de Inna) de fondo. La luna, en cuarto creciente, bañaba la escena con una luz misteriosa, dándole un toque muy agradable a todo. Mire a mi derecha, la luz hacia que Mike se viese mas rubio, y hacia destacar menos el color escarlata de sus ojos. Después de salir de mis ensoñaciones mentales repare que en este sitio la gente saltaba.
-¿podemos saltar?-pregunte de repente, ya no había vuelta atrás.
-¿qué?
-la gente salta.-señale detrás suyo a un tipo que estaba saltando y que callo en el mar salpicando. Luego saco la cabeza del agua y yo deje de mirara hacia abajo.
-si quieres.
-dudo que me pase mucho, seguro que no será peor que la vez que me caí al rio-reí tontamente recordando el momento, Jane nos había llevado a un cañón cercanano al Prado en el que solíamos entrenar. Nos había dicho que lo teníamos que saltar. Lo cruce sin problemas, pero cuando me baje del árbol en el que había aterrizado, me resbale
con las hojas secas del suelo y caí en el rio. Si hubiese sido humana no seguiría con vida para contarlo. Como no lo soy puedo contarlo muchas veces.
-¿entonces podemos?
-¿a la vez o por separado?-pregunto con una sonrisa seductora.
-juntos.
-la de tres saltamos.
-vale...espera, una dos y saltamos en el tres o después del tres.
-después del tres.
-una...dos...tres
Y saltamos a la vez. No pude reprimir un grito como los que se te escapan cuando caes en una Montana rusa. Pude sentir el agua mojarme toda y en seguida saque la cabeza. Me encontré con unos ojos rojos que me estudiaban. Yo pase de mirar sus ojos a mirar sus labios, sus deliciosos, pálidos y fríos labios. Me acerque le bese. Me correspondió el beso y me agarro de la cintura acercándome a él. Yo puse mis manos en su cuello y lo acerque también. Nuestras lenguas se encontraban una y otra vez dentro de nuestras bocas. Era agradable no tener que estar de puntillas para besarle, porque él me sacaba media cabeza. O quizás lo agradable era que nadie podría interrumpir este momento. Ya podría caer un meteorito y destruir el planeta entero, que yo me sentiría feliz siempre y cuando estuviese cerca de Mike. Yo mordí su labio ligeramente. No sé cuando mis pies tocaron tierra. Eso podía significar dos cosas, que estábamos bajo el agua, cosa poco probable porque sentía la fresca brisa nocturna en mi cara, o que habíamos llegado a la orilla. Había una tercera opción, pero dudo que la arena llegue flotando a mis pies. Ahora que había suelo, me tenía que poner otra vez de puntillas. Sentí que alguien me mojaba por detrás y gire a ver quién era, Interrumpiendo mi beso. Una pareja estaba jugando a salpicarse. Ahora se oía california gurls, de katy perry. Note que alguien me estaba mojando directamente, y no accidentalmente como hizo la pareja. Mi chico estaba remojándome y obviamente yo se lo devolví. Empecé a reír felizmente y mi chico me imito. Una vez acabamos la pequeña batalla de agua salimos fuera. Podía notar la arena meterse entre mis dedos de los pies.
-sabes, creo que deberíamos tener una canción.-dije de repente.
-¿Qué?
-las parejas tienen canciones. Que yo sepa tú y yo somos pareja, por lo tanto necesitamos una canción.
-¿Que tal la siguiente que suene?
-me parece bien.
Empezó a sonar sexy bitch.
-¿la siguiente?
-la siguiente.
-pero podemos bailar esta.
-no le voy a poner contras a ese plan.
Durante los siguientes cuatro minutos estuvimos bailando dentro de la masa de gente.
-y ahora una para los enamorados. Lady Antebellum.-dijo el dj y puso Need you now.
-ya tenemos canción.
-¿me permites este baile?-dijo tendiéndome la mano.
-no sé porque preguntas, si ya sabes que soy tuya.-dije y puse mi mano sobre la suya.
-Y yo seré siempre tuyo.
Empecé a moverme lentamente y el mundo pareció desaparecer. Ya no había nadie a mí alrededor. Solo estábamos él, yo y el sonido de las olas rompiendo contra todo lo que encontraran. Apoye mi cabeza en su hombro mientras me movía ligeramente de derecha
a izquierda. Probablemente sería el baile más cutre del siglo...tampoco es que me importase. Yo soy feliz y eso es todo lo que me importa en este momento.

***

La playa se empezaba a vaciar ahora que ya se había acabado la música. Mike y yo estábamos sentados en la orilla. Yo estaba moviendo mis pies, que estaban remojados en el agua de la orilla y mi novio me miraba divertido y con una sonrisa en la cara.
-Hey-distinguí la voz de Alec.
-Hola.-dije moviendo los pies elevando arena con los dedos.
-creo que nos deberíamos ir ya, está a punto de amanecer y nuestro avión sale a las nueve.
-ya vamos.-Mike se levanto y me dio la mano para ayudarme a levantarme.
-gracias-le dedique una sonrisa. Cuando estuve de pie me sacudí la arena...todavía tenía arena en las zonas intimas.
-¿donde están los demás?
-Jane esta con Devon yendo hacia casa, y Félix y Demetri se pasaron
de copas y ahora están sufriendo una buena resaca, y yo estoy aquí.
Después caminamos en silencio. Yo andaba perdida en mi mundo happy en el que todo era perfecto mientras caminaba. Alec abrió la puerta y entramos. En el sillón del centro del salón estaba Félix tumbado cabeza abajo y Demetri estaba con cara de malestar uno metros más lejos en el suelo tumbado.
-se te va a subir la sangre a la cabeza.-le dije a Félix.
-que haga lo que le de la puta gana.-contesto malhumorado.
-oye, tranquilo que no he hecho nada. Esta mal pagar tu mal humor con los demás. Me voy a duchar.
Subí al baño y me duche. Una vez salí me puse ropa interior limpia, de color negro, la única que había en el baño, me envolví en la toalla y fui directa al cuarto. Abrí la puerta. Dos chicas estaban durmiendo plácidamente sobre la cama. Una era rubia y la otra
pelirroja. Abrí el armario para sacar mi ropa...espera, ¡había dos chicas en mi cama!
-¡¡¡Demetri, Félix o quien sea, que hacen estas dos aquí!!!-grite
enojada dejando caer la camiseta que tenía al suelo.


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com


Image and video hosting by TinyPic

Gracias a todos los que me seguis...ya tengo 41 seguidores (y yo que no crei que pasara de los 5...) Así que gracias por seguirme, comentar y pasaros por aqui, sin vosotros esto no seria posible :D

Image and video hosting by TinyPic

3 pensamientos:

chulita dijo...

precioso, simplemente me ha encantado, sigue escribiendo asi de bien :D

Anto!!!** dijo...

Hola!
Muy buenos los premios, te queria preguntar como pusiste ql icono q dise: Sube en la punta...

Si me respondes 1000 graciass

Antoo

Shadow of the dark dijo...

Hola!
Ya me puse al dia con tu historia :)
Publica pronto!
Shadow

¿Me dejas un comentario? Solo son unos minutos con los que colaboras para conseguir una sonrisa: la de una autora inexperta. Mil gracias a aquellas (o aquellos, aunque de momento son todos chicas) que me comentan. En serio, sin vosotras esto no seria posible =D