Mejor vista en Mozilla Firefox.

Capitulo 32: Una dolorosa verdad

Después de un par de días llegaron otra vez Jane, Alec, y todos los que se habían ido a ver lo que pasaba con los neófitos. La verdad es que sin ellos me aburría mucho, la ventaja: que podía estar con Mike las veinticuatro horas del día (y como no nos hace falta dormir usamos la cama para otras cosas… ¡pero solo fue una vez más! Que tampoco estoy tan obsesionada con hacer… eso, y además no tenía nada que hacer, y una vez se pierden los miedos pre-primera vez... Vale, no me miréis así, lo hice y punto) Y entonces el pequeño gran castillo situado en Volterra, ciudad que está en la toscana, que está en Italia, que está en Europa, que está en el planta tierra, que está en el sistema solar, que está en la vía láctea, que está en el universo... volvió a la normalidad, con Jane mandando o en compañía de su novio o de la mía (que casualmente son los únicos momentos en los que está feliz), Alec casi siempre serio, Félix haciendo cosas indebidas por ahí… en fin, normal. Cosa que era bastante preocupante, si eso es normalidad no me imagino cómo será algo extraño…
-sabéis que ahora tenemos que volver a os entrenamientos ¿verdad?- dijo Jane pasando por delante mío.
-Lo suponía.-dije con tono resignado.
-¡Venga ya! Tampoco es tan malo.
-Joooo- me empecé a quejar-, pero es que practicar con mi don me estresa mucho, como a ti tu don no te cansa ni nada…
-Lo que pasa es que eres una exagerada.
-no, es que me cansa mentalmente-le saque la lengua y ella me correspondió.
-da igual, nos vemos dentro de diez minutos en el claro de siempre.
Y se fue. Unos minutos después estaba yendo ya al claro para entrenar cuando me encontré con Alec.
-Hey
-Hola
-¿y Gianna?-dije al pasar por delante de la recepción en la que solía estar.
-tenía hambre y Heidi no quería conseguir comida.
-que pena, la chica me caía bien, siempre me decía donde estaba la gente.
-es su deber.
Me encogí de hombros.
-como sea.
Es increíble el que hace unos meses me hubiese espantado si mi mejor amigo hubiese matado a alguien... Y ahora me daba igual, es mas yo lo hacía y me daba igual, no es que este orgullosa de ello pero lo voy a seguir haciendo. Los ciervos tampoco me han hecho nada malo. Conclusión, ambos son distintas especies. Es la cadena alimenticia en puedo estado. El grande se come al chico y todas esas frases extrañas que crea la gente. Nos fuimos hacia el claro los dos juntos. Cuando ya estábamos llegando y empezamos a pisar césped empecé a hablar:
-Hey Alec ¿puedo hacerte una pregunta... intima?
-si, ¿Qué es?
-pues es que... ¿Tú eres enamoradizo?
-¿Enamoradizo? ¿Estás segura de lo que estás hablando?
-pues es que no me pareces enamoradizo, pero casi cuando nos conocimos tu me pediste salir y...-ahora me sentía culpable por sacar este tema, no lo debería haber sacado...
-¡Ah!, eso, fue una apuesta, luego creí estar enamorado y eso, pero no lo fue, solo tenía síntomas parecidos.
-A ver, rebobina, ¿Qué me pediste salir por una apuesta?
-si
-¿aunque sabias que me gustaba otro, que si le hubiese dejado por ti hubiese jodido la relación?
-emmm... Si.
-¿Se puede saber qué clase de monstruo eres? ¿Cómo pueden importantes tan poco los sentimientos de los demás? ¡Alec Volturi, yo juro que te mato!-empecé a berrear a pleno pulmón, luego me tire encima suyo y ambos caímos al suelo, yo estaba encima suyo intentando hacerle cualquier daño físico que pudiese, ya sea arañar, morder... Cualquier cosa dolorosa, hasta que de repente deje de sentir, todo era negro y perdí el control de la movilidad de mi cuerpo y caí. Unos minutos después de estar sumida en esa tranquila oscuridad recupere los sentidos.
-¿Más tranquila?
-si
Y repare en que estaba encima suyo totalmente pegada a él. Rodé hacia la parcela de hierba a mi izquierda y cruce los brazos bajo el pecho.
-pero todavía te odio.
Me levante y me fui, estaba demasiado dolida todavía para tener una conversación con él. Corrí hasta que llegue a donde me esperaban Félix Demetri y Jane.
-hola-grite.
-Mira Mel, no es por inmiscuirme en tus asuntos privados ni nada por el estilo pero ¿Que has hecho para tener esos pelos?
-yo...hem...me pelee con tu hermano.
-¿Qué hiciste qué?
-ya sabes...eso mismo, ¡te lo acabo de decir! ¡Y no le quiero ver!
-pues aquí viene...
-pues... ¿Dónde puedo esconderme?-pregunte con urgencia-da igual, me sirve en un árbol.
-Mel, no deberías...
Ignore a Jane diciéndome que no debería subirme al árbol porque tarde o temprano tendría que ver a su hermano, porque la verdad me daba igual, yo no quería verle ahora, pero tal vez luego sí. Desde lo alto del árbol se veía todo el paisaje, pero no a Jane, Alec y todos los demás, aunque sí que se oían sus voces.
-¿Qué de supone que has hecho para que Mel no te quiera ver?
-Decirle algo que no debería, ¿la habéis visto? Debería disculparme.
-Nunca creí que te fueses a disculpar... ¡Voluntariamente!
-ya, yo nunca creí que fueses a tener una amiga.
-bueno y que, Mel cambia a la gente ¿y?
-pues que...
Me aburrí de escuchar una "pelea" entre mellizos y me concentre en algo más entretenido: una ardilla. Con su pelaje marrón, la ardilla iba de una rama a otra felizmente.
-hola señora ardilla.-susurre, la ardilla me ignoro. Me acerque para tocarla y le empecé a acariciar la cabecita, cuando de repente subió la cabeza y me mordió.
-¡ay! Ardilla del demonio...-le fulmine con la mirada y me eche un poco para atrás, lo suficiente para perder el equilibrio y precipitarme hacia el suelo. Mientras caía gritaba. "claro, porque gritar retrasa el impacto, todo el mundo lo sabe" y cuando llegue al suelo hizo un ruido sordo. Si no fuese porque soy inmortal, ahora me tendría que ver un medico o ir a urgencias. Sin embargo solo me dolía un poco la espalda, porque había caído sobre ella.
-emmm... Hola-se me ocurrió decir al ver que absolutamente todo el mundo me miraba. Fijamente.
Me Levante y me sacudí. La camiseta blanca que llevaba tendría que lavarla seguro, pues estaba verde por la hierba. Los vaqueros... Bueno, ya veremos, pero ahora tenía un roto en la rodilla... ¿no están así de moda? Mis converse verdes no habían sufrido ningún daño, salvo que se me estaba deshaciendo el lazo... Ningún daño grave.
-Había una ardilla... Una ardilla muy capulla y me ha mordido y luego...
-nadie ha pedido explicación a tu torpeza-fulmine a Jane con la mirada. ¿Y ahora que haría? Porque Alec no dejaba de mirarme de manera triste...
-Bueno yo... ¡Me voy a hacer algo!- gran excusa cerebro, recuerda que te de un premio luego. Me fui rápidamente antes de volver a hacer alguna estupidez. O por lo menos eso intente.
-Mel, espera-la voz de Alec hizo que me detuviese y me diese media vuelta.
-¿Sí?
-emm... yo....
-emm tú...
-No suelo hacer esto pero... Lo siento.
-¡Dios mío! ¡Pero qué disculpa tan currada!-dije sarcásticamente y puse los ojos en blanco.
-No soy bueno en las disculpas.
-Claro, en cualquier cosa que tu orgullo salga herido no eres bueno...
Solo se encogió de hombros.
-Tienes suerte de que me educaran de forma en la que aceptase a la gente tal como es, porque si no...
-¿eso qué quiere decir?
-que estas perdonado, tonto.
Unos segundos de silencio después:
-¿que no hay abrazo?
-pues no se...
Me lance a abrazarlo amistosamente.
-pero sabes que no seremos tan buenos amigos en mucho tiempo ¿verdad?
-lo suponía.
-es que lo tuyo... ¡Pero si eres peor que el que pone que tiene una amante en Facebook!
-¿Facebook?
-algo que te explicare en otro rato-a veces hablar con gente que creció en el Renacimiento es bastante extraño. Aunque pensándolo fríamente, probablemente el piense lo mismo de mi. En fin...
-oye, que vuestra reconciliación está muy bien y tal, pero es que no hemos venido a hacer eso...
-¡ah! Si ya... Vale, ya vamos a entrenar y todo eso, no hace falta que te pongas mandona ni nada.
Jane bufo y nos fuimos a hacer los entrenamientos, saltos, ligas cuerpo a cuerpo y demás... Nada fuera de lo normal. Y una vez más pensé... ¿que será ahora raro para mí?

Image and video hosting by TinyPic

Os doy derecho a matarme por tardar tantiiiiisimo en publicar. Sobre todo ahora que tengo más de 50 seguidores… ¡¡¡¡wiiiiiiiii!!!! Nunca pensé que tendría tantos seguidores… es más, nunca pensé que tendría más de 10, así que tantos… ¡un gran logro para mí! ¡Mil gracias a todas!
Y bueno, creo que debería avisaros, ahora que todavía falta mucho, que si suspendo algo en esta evaluación no tengo ordenador hasta semana santa… por si me veis desaparecida durante mucho tiempo, ya tenéis el porqué.

Image and video hosting by TinyPic

2 pensamientos:

Paulasmog dijo...

Hola clon!!! :P
Ya sabes que me encanto el cap. wiiiiiiii!!!
Me gusto el principio... y tu sabes porque! wajajajajajaja
Viva Alec!!!
Besos!!!

chulita dijo...

I love it
te ha quedado genial, me ha echo mucha gracia eso de:Vale, no me miréis así, lo hice y punto
me he reido mucho te ha quedado genial
I love Melanie!!! es la mejor

¿Me dejas un comentario? Solo son unos minutos con los que colaboras para conseguir una sonrisa: la de una autora inexperta. Mil gracias a aquellas (o aquellos, aunque de momento son todos chicas) que me comentan. En serio, sin vosotras esto no seria posible =D