Mejor vista en Mozilla Firefox.

Capitulo 21: cumpleaños feliz, vergonzoso, pero feliz

Abrí la puerta, o mejor dicho intente abrirla, porque estaba cerrado con llave. Saque las llaves del bolsillo y abrí la puerta.
-¿por qué cerráis la puerta con llave?
-no hemos usado la puerta
-¿entonces qué...?-repare en la brisa con olor salado, puesto que estábamos a unos tres km de la playa, que llegaba, entrando por la ventana. Habían entrado por la ventana-¿No podíais ser normales un día?
-No
-Sabéis que tenéis que ser cuidadosos-dijo Jane, entrando enfadada y gritando. Mike cerró la puerta cuando estuvimos todos dentro.
-No teníamos las llaves y, sinceramente, sentados fuera esperando con esta lluvia llama más la atención que entrar por la ventana de un segundo piso sin que te vea nadie.
-mas os vale que no os allá visto nadie, porque si no...-dijo Jane recuperando su tono normal, aunque todavía se podía notar su enfado. No tenía ni idea de por qué ahora estaba enfada, cuando antes estaba perfectamente… en lo normal de Jane, que es desagradable para los demás. Creo que Jane y yo tendríamos que tener una charla de chicas.
-¿habéis conseguido algo?-pregunto mi amor para solucionar la tensión que se estaba formando en la habitación.
-perdimos el rastro en el rio.
-Estáis igual que nosotros.
-¿Mel hoy no es tu cumpleaños?-dijo Mike agarrándome por la cintura.
-¿es 22 de Julio?
-no sabes ni en qué día vives.
-¿pero es?
-si, es 22 de julio.
-¡¡¡hoy es mi cumpleaños!!!-dije emocionada por el descubrimiento.
-felicidades-Dijo Mike para luego besarme dulcemente.
-Felicidades-dijeron los demás a coro.
-gracias.
-tengo un regalo para tí arriba-me susurro mi amor al oído, para que solo oyera yo.
-te abríamos traído un pastel, pero no te sabría bien, así que...
-no hace falta que hagáis nada.
-entonces te hemos comprado un vestido para nada?-dijo Demetri
-ya has cagado la sorpresa.
-da igual... Yo pongo cara de sorprendida.
-vale, ten.
Me dio una caja con un enorme lazo de color verde. Quite delicadamente el lazo y abrí la caja. Cogí el vestido y me lo puse por encima.
-Si esperáis cinco minutos me lo pongo.
-anda, póntelo.
Fui al baño y en cuatro minutos lo tenía puesto, así que me quedaba uno para ver cómo me quedaba. El vestido era corto y blanco, de media manga, con un cinturón dorado que lo hacía quedar mejor. Tenía botones en el pecho, que por cierto tenía uno desabrochado... Ya esta abrochado. Necesitaría unos zapatos a juego con esto, pero ya iría de compras. Creo que debería bajar ya.


(el vestido)



-¿que tal me queda?-dije bajando las escaleras.
-Hermoso
-gracias... A quien tengo que dar las gracias, de quien es el regalo?
-de todos, tampoco te pudimos comprar mucho.
-Gracias a todos-dije y abrace uno por uno a los cinco.
-Bueno pues... Ya esta.-dije, feliz y desilusionada. Feliz porque se habían acordado y me habían hecho un regalo, y desilusionada porque, aparte de que regalos es plural y solo había uno, echaba de menos las fiestas que hacia todos los años con mis amigas, y las bromas que hacia Sophie todos los años, echaba de menos a mi mejor amiga, a mi familia... Aunque me había acostumbrado a mi nueva vida, es difícil olvidar, y aunque mi mente ya no recordaba los detalles de muchas cosas, algunos recuerdos, los más aferrados a mí, permanecían todavía en mi mente.
-en realidad yo tengo otro regalo...-dijo Jane-solo mío.-su tono era
extraño, se notaba que no hacia regalos normalmente.
-Gracias-dije mientras cogía la caja que me entregaba. Abrí la caja negra delicadamente, y al abrirla del todo me encontré con un par de pendientes azules y un collar a juego.
-me encanta-dije mientras la abrazaba fuertemente, como para matar a cualquiera que necesitase aire en sus pulmones. Me puse los pendientes y guarde los que llevaba (dos lagrimas rojas) en la caja.

(los pendientes y el collar que me regalo Jane)
-Me pondría el collar pero entonces me tendría que quitar este...- dije señalando el collar con el escudo y los rubíes.- y prefiero que se note de parte de quien estoy-realmente no me quitaba el collar casi nunca, para ducharme y...rara vez más. Supuse que el comentario que hice le gusto, recordando el cabreo que pillo cuando entable conversación con los Cullens y la humana...Bella creo recordar que era su nombre.
-tranquila, lo entiendo-dijo con una pequeña sonrisa. Ver sonreír a Jane daba miedo, pero no tanto como con sus sonrisas malvadas, que daban repelús. Cuando te acostumbras ya parece normal.
-en serio, me encanta, gracias Jane, y bueno a los demás también-dije sonriendo.
-no ha sido nada, solo queríamos que pasases un buen día de cumpleaños, y como no estamos en el castillo tenemos que conformarnos con regalos, y no podemos darte una fiesta por todo lo alto.
-No hace falta ninguna fiesta, ya lo haremos el año que viene.-dije dándole poca importancia. Todavía notaba el mojado cuerpo de Mike a mi lado, yo ya estaba casi seca, solo el pelo estaba mojado, y no demasiado. Como me había cambiado de ropa estaba completamente seca. Pero sin encargo Mike llevaba todo el tiempo mojado.
-¿no crees que deberías secarte?
-lo mismo digo
-yo solo llevo las puntas mojadas, tú vas calado hasta los huesos. Pero sabes que, voy a secarme, y espero que tú hagas lo mismo.
Justo después subí las escaleras y me fui a la habitación a cambiarme, preferiría usar este vestido en otra ocasión, y no para estar por casa. Me metí en el cuarto de matrimonio, que habíamos cogido porque... Bueno, el armario más grande estaba aquí, y, aunque me duela reconocerlo, me había pasado con la ropa. De todas maneras no nos tomamos muy en serio lo de repartir los cuartos, total, ninguno de nosotros lo necesitaba, por lo menos no para dormir. Al entrar note como unos pasos me seguían al cuarto.
-cierra los ojos-pude oír una voz masculina, pero no una voz cualquiera, era de la persona más importante para mí, a pesar de no llevar más que unos meses de relación, y creo que prácticamente daría mi vida por él. Estaba muy enamorada, había tenido otros novios antes, y una vez estuve a punto de perder mi virginidad, pero a pesar de eso, con el era algo distinto, mucho más intenso, como si una fuerza extraña nos uniese, y nos hiciese felices cuando estábamos cerca. Note como ponía sus manos sobre mis ojos, impidiéndome ver. Abrí la puerta y un dulce aroma me llego a la nariz. Olía a lavanda
y... a vela, el olor ese que dejan las velas después de que las apagues. Una vez entramos y la puerta estuvo cerrada me quito las manos de los ojos.
-Ya puedes mirar.
Delante de mis ojos se veía la habitación, ya preciosa de por sí, iluminado con velas aromáticas, dando un aspecto muy romántico. En la cama con las sabanas blancas bien alisadas había una caja metida en una bolsa, y encima una nota. Me acerque a la nota y la leí:


Para mi Mel, que hoy cumple lo diecisiete años.
No sabes cuánto te quiero, no existen palabras
para medir lo que siento por ti. Que pases un
feliz día de cumpleaños.

Te quiere:
Mike



Estaba muy emocionada por la nota. Creo que incluso, si pudiese, se me
habrían saltado las lágrimas de la emoción.
-¿no quieres ver que es el regalo?
Ya casi me había olvidado de él.
-si, ahora voy
Saque la caja de la bolsa y tire para arriba de la tapa. Dentro había unos tacones blancos a juego con el vestido, con pinta de no ser especialmente baratos.
-supuse que te gustaría, porque te gusta combinar siempre las cosas y
cuidar todos los detalles... ¿Te ha gustado?
-¿Que si me ha gustado? Esta ha sido una de las mejores cosas que han hecho por mí.
-¿Entonces te ha gustado?
-no me ha gustado, me ha encantado.-Dije abrazándole.
-bueno es saberlo.-dijo. Pude sentir su aliento en mi oreja al decir
esas palabras.
-Te amo, ¿lo sabías?
-no tanto como yo te amo a ti-respondió para después empezarme a
besar. El beso era largo y apasionado, pero entonces empecé a sentir
un nuevo sentimiento: deseo. El baile de nuestras lenguas frenéticas
cada vez era más intenso. Los dos deseábamos...bueno...hacerlo, estar juntos, pero un juntos juntos. Por lo menos yo. Si tenía que entregarle mi virginidad a alguien, querría
que fuese a él. Nos subimos a la cama sin dejar de besarnos. Mientras tanto nos quitamos los zapatos. El ambiente era súper romántico, especialmente porque la única luz era la de las velas, porque la luz del amanecer casi no atravesaba las cortinas de la ventana. El me Quito el vestido poco a poco, primero me quito el cinturón y luego el
vestido. Yo le quite la camiseta verde oscura y el subió los brazos para ayudarme. Pero ahí se quedo todo, porque la puerta se abrió de par en par.
-creo que deberíamos irnos ya, se supone que hemos quedado-dijo Jane sin prestar atención en nosotros. Cuando se dio cuenta nos dijo-¿creo que he interrumpido algo?-solo Jane era capaz de no mostrar ningún sentimiento ante semejante invasión de la intimidad. ¿A caso no le afectaba ver a una pareja en ropa interior? Bueno, no había tenido tiempo de ocuparme de los pantalones de Mike, pero eso habría pasado si hubiese tardado unos segundos más en entrar.-vestíos y bajar.
Estaba muerta de vergüenza, aunque a Jane parecía no importarle lo más mínimo, a mi sí. En cuanto cerró la puerta sentí un gran alivio y solté un suspiro.
-me temo que tendremos que dejarlo para otra ocasión.-dijo el
quitándose los pantalones mojados todavía por la lluvia. Uso un tono de decepción.
-desgraciadamente.-por lo menos sabia que el también quería.
Nos vestimos en silencio, porque la verdad, me sentía demasiado azorada como para poder entablar una conversación. Opte por unos pantalones de chándal ajustados negros y una camiseta negra también ajustada.
-veo que te ha dado por el negro, ¿tienes complejo de ninja?
-molaría eso de ser un ninja y trepar por las paredes-dije sin pensar demasiado. Él había optado por ponerse unos vaqueros y una camiseta azul, aparte de unas deportivas blancas.
-tenía razón en lo de combinar, hasta tus zapatillas son negras.
-por eso me ha venido tan bien tu regalo.
-¿Hay que llevar esta capa? Parezco Harry Potter, solo me falta la varita
-ya te digo yo parezco Hermione (la q hace de Mel es Emma Watson, que
hace de Hermione en Harry Potter, pero esto ha salido de casualidad)
-¿por que la tuya es más oscura?
-por que soy superior a ti
-y Jane es más que tu
-lo pillas bien pequeño saltamontes.
-¿Antes ninja y ahora samurái?
-Declaro Japón como país del día.
-Me parece bien-dijo besándome en los labios.-te queda bien la ropa interior negra.-me quede momentáneamente sin respuesta. No sabía si sentirme alagada o avergonzada.
-tu tampoco estas mal-no se me ocurrió nada mejor en estos momentos.-creo que deberíamos salir antes de que Jane piense que estamos haciendo otras cosas.
-ojalá estuviésemos haciendo esas cosas.
-lo sé. Ya habrá otras oportunidades.
-Me lo había currado, quería que supieses lo mucho que me importas y pasases un feliz día.
-Lo importante no es el ambiente, sino las personas.
-pensé que te gustaría.
-y me encanta, pero es como cuando eres pequeño, siempre suenas con
cosas que luego no son tan importantes.
-¿Como por ejemplo?
-yo de pequeña soñaba con una boda estilo princesa, con un vestido blanco enorme y en un palacio, con corona y todo. Ahora eso me da igual, si me caso alguna vez, prefiero que la persona sea buena y el escenario peor, a tener una boda de princesa y que el príncipe azul sea un idiota.
-buen ejemplo, seguro que te sienta bien el blanco.
-no te lo niego, pero de momento lo mas blanco que voy a llevar será mi vestido nuevo con los maravillosos zapatos que me has regalado, y ahora vamos, ya hablaremos sobre sueños de la infancia después. Y bajamos a encontrarnos con Jane y los demás, aunque no estoy muy segura de saber actuar como si no hubiese estado a punto de perder la
virginidad... Me las arreglare, espero. Como dijo no-se-quien: hay que dar la cara ante los problemas.


Image and video hosting by TinyPic

Normalmente no publico los jueves, pero como decidi que hoy seria el cumpleaños de mel, pues lo escribi mas rapido. Ayer lo acabe a las once de la noche, porque si no, no me daba tiempo para tenerlo listo. Pero al final lo consegui.
Y bueno, lo de siempre, comentad y gracias por los comentarios.


Image and video hosting by TinyPic

2 pensamientos:

chulita dijo...

me encanta, me gusta que ahora sean los capitulos mas largos :)

Shadow of the dark dijo...

Genial el capítulo! :)
Shadow

¿Me dejas un comentario? Solo son unos minutos con los que colaboras para conseguir una sonrisa: la de una autora inexperta. Mil gracias a aquellas (o aquellos, aunque de momento son todos chicas) que me comentan. En serio, sin vosotras esto no seria posible =D